De alguna manera se supone que el comienzo de un nuevo año, necesita tener una buena cantidad de “hechizos mágicos” para que todo salga bien en los siguientes 12 meses.

Podemos tener una variedad de creencias al respecto: comer 12 uvas, vestir con cierto color de ropa, alistar una maleta, comer cierta comida, contar dinero, decir cierta oración, etc. Cualquier cosa que hagamos, o la mayor cantidad de ellas, nos podrían garantizar un buen inicio del 2015, y terminarlo de la misma manera.

La gran pregunta: ¿qué crees que puede ser lo mejor que podamos hacer para que este 2015 sea mejor?

Ahí los dejo con la intriga.

Pasen una gran inicio de año y que valga la pena.