Steve Jobs

No solo ha sido la mujer que ha protegido la privacidad de Steve Jobs durante sus siete años de enfermedad, sino la que le hizo cambiar el look bizarro que lucía en los años 80 y le animó a implicarse tanto en la ayuda social como en política.

Vegetariana como su marido (aunque él hacía una excepción con el pescado) impulsó la creación de una fundación para estudiantes con menos posibilidades y a inyectar dinero a varias fundaciones por los derechos de las mujeres además de convencerle para financiar puntualmente al Partido Democrático.

Reconoció a su hija ilegítima
Fue tal la implicación de Laurene en este asunto, que incluso convenció a Lisa Brennan-Jobs, licencida en Periodismo en Harvard, a irse a vivir con ellos.

Es maravilloso pensar que el cofundador de Apple, padre de NeXT y Pixar, creador del iPhone y del iPad, necesitase del apoyo de Laurene en cada momento, como se puede ver en la foto tomada hace unos meses por Lea Suzuki del San Francisco Chronicle, en la que Steve Jobs se apoya en la cabeza de su gran amada, sonriendo como un niño.

Steve Jobs

ABC