Eran los comienzos de mi empresa, estaba en la tarea de hacer conocer sobre mis servicios, exactamente no recuerdo quién nos hizo el contacto; pero fue por medio de las redes sociales que nos conocimos.

La pregunta que me hizo, abrió todas las puertas para el futuro, y fue: “¿Conoces sobre WordPress?” – “creo que no…” – fue mi respuesta; “debes verlo…” – añadió.

Eso fue todo, abrió mi curiosidad a tal punto que hoy trabajo solamente con ese CMS, WordPress. Recuerdo que trabajamos mucho y en muchos sitios, hicimos realidad algunos proyectos y cosas curiosas. Su proyecto Mundo Al Revés y su blog personal (en ese momento) Plan B – me ayudaron a conocer mejor todo sobre las redes sociales y la programación web.

Trabajamos juntos, imaginamos juntos, reimos, soñamos, caminamos, pensamos, nos desafiamos y hasta discutimos. Nada podrá borrar la manera en que afectaste a muchas vidas, nada podrá decir que no llegaste más allá de lo que alguien se puede imaginar, ayudaste y te elevaste más por tu visión y tu don de dar.

Sebastian Molina Barbery, gracias por todo lo que hiciste, gracias por tu cariño y tus letras, gracias por tus sueños y tus versos. Serás recordado por tu amistad y tu trabajo, por ser y querer ser mejor.

Celebarmos tu vida y nos vemos pronto. A lo mejor se nos ocurran otras ideas al vernos de nuevo.

Un abrazo. Descansa en paz amigo.