Aún no te diste cuenta, nuestros caminos son paralelos, nuestras sendas tienen nuestras huellas, juntos caminamos hace tiempo y aún no diste cuenta de que puedes mirarme y averiguar más de mí, más de mi amor.

No es todo, te he dicho “te amo” muchas veces; pero no es todo, mírame; clava tus ojos en mis pupilas, ahí estan las frases más verdaderas, las letras estan ordenadas de manera correcta, no les falta ni un sola tilde, los signos de puntuación en su lugar; todo eso para decirte lo mucho que significas para mí.

Anímate a mirarme, como nos miramos cuando te visité por primera vez, cuando no había risas demás, cuando peleamos con ganas en contra de los nervios; mírame y lee el movimiento de mis ojos, calcula el tiempo de mis pestañeos y entérate de nuevo de mi amor.

Mírame, tan profundo que veas el infinito.

Mírame, sin miedo a la verdad.

Mírame, dame la sonrisa de tus ojos.

Mírame.