Hay pizcas de lluvia, escasas; pero se hacen sentir.
Hay leves momentos de soledad, me hacen pensar.
Hay lamentos de recuerdos zombies, tratan de morder mi presente.
Hay caricias de canciones a bajo volúmen.
Hay espacio estrechos entre habitaciones.
Hay llanto hasta la madrugada.
Hay ojos rojos al amanecer.
Hay emociones a medias.
Hay corazones latiendo a menos de 50 por minuto.
Hay heridas que no se ven.
Hay palabras que hieren.

Llega pronto.

Mi inspiración te espera, escribo muy poco mientras llegas.