La idea era no escribir de nuevo; pero me he dado cuenta de algo: no depende tanto de mi esa idea. Escribir es algo casi natural para muchos de nosotros, simplemente nos llega el momento y debemos obedecer.

La verdad no tengo idea de si hay miles o millones que me leen; pero me he aprendido que estas letras pueden llegar muy lejos y no es necesario que yo me entere. He recibido la sorpresa de que alguien recibió inspiración por algo que escribí. Suficiente recompensa.

Hoy les entrego mi Regalo. Un conjunto de estrofas, letras e inpiraciones. Algunas de ellas completamente terminadas y otras interminables (invitados a continuarlas). Espero que disfruten cada una de estas estrofas, canciones incompletas para mi guitarra.

Un abrazo.