Era increible ver cómo es que un celular podía sacar una foto; pero la verdad es que mi primer acercamiento a las fotografía digital fue con una cámara relativamente más grande que un disco floppy, tardaba unos 15 a 20 segundos en guardar la foto y estar lista para una nueva y solamente podía almacenar unas 20 a 30. Uno de los grandes problemas era no poder recuperar algunas fotos porque el floppy era muy delicado y no se podía golepar bruscamente. Recuerdo haber conseguido 10 discos para usar en una noche, Era emocionante tener ese equipo conmigo.

Los celulares comenzaron a hacer lo suyo, fue algo que dio la vuelta todo lo que se veía hasta entonces. Llamar, escuchar música y sacar fotos; el mejor trío en el bolsillo de alguien.

¿Hasta dónde más podemos avanzar? – siempre hay alguien mirando diferente, siempre tendremos otro punto de vista; el detalles está en saber cambiar el nuestro.

Sigo avanzando y creciendo, espero no parar, sigo aprendiendo y caminando haasta donde se me permita.

Me gusta la fotografía, quizá tanto como la programación, la música y escribir; esas razones son las que me mantienen atento a lo nuevo y a cómo usar mejor cada uno de mis hobbies. Me encanta.

Saquemos más fotos 360º – es una gran experiencia.