Una de las cosas que me gusta del invierno, son sus colores. Esta foto fue tomada un para de años atrás en Camiri, en el momento justo cuando este Toborochi se mostraba en su majestuosidad. El Toborochi es uno de los pocos árboles capaces de florecer en invierno y de darnos un color magnífico en esta época. Los desafío a que seamos capaces de dar color en los momentos menos favorables.