Las cosas casi imposibles de suceder muchas veces pasan en el momento menos pensado y en el día menos esperado. Son esos momento en que parece que todos los planetas se alinearon para favorecernos de alguna manera en algo que estábamos esperando. La suerte nos sonríe.

estrellas

Los desagradable de todo esto es que no sucede muy seguido. Estamos caminando por la vida tratando de encontrar esta clase de momento felices y muchas veces vemos como es que otras personas parecen ser más afortunadas que nosotros.

No recuerdo cuántos años tenía; pero tuve la oportunidad de encontrarme con una moneda en la calle, fue un momento agradable y por ese motivo decidí mirar con más cuidado las próximas veces que salga a la calle. Decidí caminar mirando hacia abajo para no perderme la próxima vez que pueda encontrarme con algo bueno para mi. No tengo memoria de haber conseguido algo de nuevo.

Lo que creo. Si esperamos que una estrella se pose al lado del sol sólo para que nosotros podamos disfrutarla (espero que se haya explicado mi analogía) entonces practicamente estoy desgastando mi tiempo y mis fuerzas. En contra de eso, me pregunto: ¿por qué no crear mi propio momento agradable? – prefiero crear mi propia estrella y ponerla al lado del sol, así podré disfrutar de dos momentos espectaculares en mi vida: creé mi estrella y la puse al lado del sol.