Lamentable todo lo que sucede en nuestro país, todo lo que veíamos en noticias y que parecía estar tan lejos para nosotros, pues ahora nos toca el turno de entender lo que la naturaleza puede hacer al hombre. El calentamiento global nos alcanzó, todo el planeta se queja de eso y Bolivia sufre por las lluvias y sequías, aunque suene contradictorio.

Lluvias; aquí en Santa Cruz hemos visto semanas sin dejar que calmen las lluvias, las calles y avenidas totalmente intrasitables, peligro de enfermedades como el dengue y además de sorportar la humedad en nuestras casas; pero por ahora parece entrar a la normalidad. Nuestros hermanos del Beni, no usarían la palabra “normal” para todo lo que está sucediendo: más lluvias, epidemias listas a brotar, caminos trancados, falta de alimentos y ropa, agua contaminada por animales muertos, estado de emergencia en todo el país… eso no es “normal”.

Sinceramente muchas gracias a todos los paises que envían su ayuda, yo no estoy en la zona de desastre; pero igual son mis hermanos y ellos, por sobre todo, necesitan mucha ayuda; muchas gracias por todo eso. Todo tipo de ayuda es valedera en este momento y todo tipo de reunión sirve como buena excusa para brindar ayudar.

Al final, ¿crees que esto no es nuestra culpa?, ¿crees que no es tu culpa y que no tienes ningua responsabilidad?… piensa otra vez.