Estuve en la Plaza 12 de Julio, la principal de Camiri. El motivo era sencillo, apoyar al Alcalde de esta ciudad.

Luego de que representantes de las principales asociaciones en Camiri y sus cercanías, de consejales que trabajan en pueblos vecinos, luego que personas importantes dijeran que estan al lado de su amigo y compañero en medio de esta lucha, yo tuve la oportunidad de escuchar las palabras de Gonzalo Moreno García, Alcalde de Camiri.

Puedo rescatar las siguiente frases: “yo corrí en estas calles llenas de tierra” – “ví a muchos alcaldes salir de este edificio (Alcaldía Municipal) yo era vecino de ellos” – “cuando aún era pequeño, prometí ser Alcalde de Camiri y unos amigos eran testigo de esa promesa” – “no puedo esconderme, no lo voy hacer” – “dicen que no me encuentran (para arrestarlo) pero si me pueden encontrar limpiando la acera de mi casa” – “no hice nada que este enmarcado en la ley” – “un fiscal hace sus matufias para enjuiciarme, ahora no esta en Camiri, lo ascendieron”. Gonzalo Moreno ahora enfrenta varios procesos judiciales.

Todo el mundo comete errores, todos estamos dentro de este mundo. Explicar algo solo porque lo escuché por ahí o parcializarme solo por algunas explicaciones que ya son de 5ta o 4ta mano, no sería tan inteligente de mi parte. Entender lo que realmente le hacen a Gonzalo llevaría una buena tardesita de mate, con pan casero o biscochitos y una buena mano de charla.

Pero, por otro lado, considerando algunos antecedenstes e historias similares a Alcaldes, Gobernadores y otros, que la característica en común es no estar de acuerdo con las políticas del actual gobierno, yo de manera lógica e instintiva apoyo a Gonzalo Moreno García.

Hace algunos días atrás pasaba por el Palacio de Justicia, un pensamiento vino a mi mente, en vez de hacerla afirmación le dí una oportunidad a Bolivia y la convertí en pregunta: “En Bolivia, ¿la justicia se ha convertido en un lujo para quien grita más fuerte y para quien tenga al gobierno de su lado?”.