Reedición de un artículo que escribí hace tiempo atrás.

Soy cruceño; nacido en este hermoso departamento, rodeado del aire chaqueño de la provincia Cordillera. El que haya sido parte de Santa Cruz desde mi nacimiento es la primera razón porque yo quiero a esta tierra. He vivido en la misma capital por mucho tiempo y es allí donde he tenido la oportunidad de desarrollar mi carrera y tener la oportunidad de seguir creciendo como persona. ¿Por qué quiero esta a Santa Cruz?, el pequeño inicio de esta publicación da suficientes razones.

Sé que voy a quedar corto al mencionar las razones de mi cariño y aprecio a Santa Cruz. Estamos cerca de su próximo aniversario; solo quiero mencionar que todas las cosas que he logrado hasta ahora, han sido por la motivación que he podido tener de esta tierra camba, admirando su belleza y sus paisajes; especialmente cuando la luna quiere acompañarnos algunas noches. Aunque en las mismas noches se pueden ver dos caras de esta ciudad, la más desagradable, donde hombres que sin ninguna conciencia hacen que la delincuencia sea su trabajo, personas que sin dudar quitan la vida, personas que quieren desfigurar lo que se conoce de Santa Cruz. Esto no es amenaza, es solo un recordatorio de una ley de la vida: “todo lo que se siembra, se cosecha”.

Quiero a Santa Cruz autonómica, libre y democrática; tomando decisiones para su propio desarrollo; quiero que su gente sea libre de llevar adelante sus emprendimientos y llevar adelante a toda la gente que trabaja de la misma manera; mostrar nuestra tierra a todo el mundo y que conozcan nuestro calor humano y nuestra labor.

Santa Cruz, a veces permitiendo la pereza de sus hijos, cuando pierden el tiempo en dí­as de no hacer nada, solo perderse en medio del mosto que lleva a una falsa y pasajera felicidad, hijos de esta tierra que prefieren dejar de lado lo que les dará las llaves de un futuro mejor. ¿Por qué quiero esta a Santa Cruz?: porque me permite quererla, me permite crecer, estudiar, emprender y me permite criticarla, sabiendo que quiero lo mejor para esta tierra alegre. Santa Cruz, te quiero mucho. Soy parte de la gente que quiere lo mejor, quiere autonomí­a y quiere crear el futuro de esta tierra camba.

Celebrar 200 años es un privilegio que gozamos algunos, debemos celebrarlo comose debe, amando esta tierra y defendiendo lo que es nuestro. El trabajo, las oportunidades y todas las ganas de ser más grandes para que Santa Cruz llegue más lejos.

Felicidades Santa Cruz.!