Esta muy complicado esto del dengue por estos rumbos; no es de tenerlo en poco, especialmente viendo testimonios de personas que han quedado marcadas de por vida por no tratar a tiempo y como debe ser esa enfermedad. Y pensar que todo esto es por culpa de un insecto tan peqeño, al final de todo… ¡qué débiles somos!.

He tenido el tiempo en que pasé por esa enfermedad, no es nada agradable sinceramente, los dolores en las articulaciones, en los músculos… es como si te hubieran pegado.

Toda esta mañana estuve corriendo con mi esposa enferma de dengue por dos clínicas (no quiero dar los nombres para no dar mala propaganda -por ahora-). Como saben, mi esposa esta de 3 meses de embarazo, el temor de ella era tomar algo que afecte al desarrollo correcto del bebé y la noche anterior pasamos una noche tratando de controlar la fiebre, asi que fuimos a buscar la ayuda profesional.

En la primera clínica, así fue el comentario después de explicar todo: “Esteee.. los ginecólogos estan de vacaciones, solo atienden por la tarde, puede volver a las 2 o a las 5 de la tarde, no podemos ayudarla. Si quiere vata y hable con la gerencia médica”. Fuimos a buscar al encargado general de la clínica, esta fue la respuesta: “No ha llegao todavía, llega a las 9:30 de la mañana”. Mi esposa seguía con mucha fiebre.

Decidimos ir a una segunda clínica y entrar como emergencia, ahí inyectaron a mi esposa y nos hicieron esperar para hacer una ecografía para ver el estado del bebé. Por primera vez que lo veo, fue una experiencia realmente hermosa. Vi su corazón, lo vi moverse… que manera de moverse, se daba vueltas… inexplicable experiencia.

Bueno, creo que la experiencia de ver a nuestro hijo(a) fue lo que calmó nuestra tensa mañana; gracias a Dios, Sara esta mucho mejor y con los medicamentos indicados. A cuidarse del dengue.