Justo cuando sientes las olas del río en la palma de tu mano, cuando una palabra te hace escuchar muchas más, cuando peleas con una lágrima por culpa de una melodía, cuando sueñas al ritmo de un suspiro, cuando vives en cada parpadeo, cuando sientes el llamado de la luna y cuando las estrellas te hacen cosquillas en la piel… entonces es momento de escribir canciones sin melodías para una guitarra que suspira en una esquina de mi alma.

Es la introducción que escribí para un próximo libro de poemas. Guitarra Y Solo: Sostenido será el nombre.

Estoy compilando algunos escritos que tengo guaradados y otros nuevos.

Muy pronto habrá noticias de todo este trabajo.