Navidad Jesús

Justo por estas fechas, recuerdo que mis padres me decían: “si te portaste bien en el año, papá Noel te va traer tu regalo” – y mi memoria hacía que viera los momentos que no me porté bien y los momentos en que me catigaban por alguna travesura o desobediencia. No sé en qué momento pasó; pero como con un simple clic ya sabía que no había tal personaje y que mis papás me compraban los regalos en navidad. ¿Decepción? – no, pero entendí que mis padres me amaban de manera incondicional.

Pasaron algunos años, celebré varias navidades sin saber su significado, todo eran luces, bocaditos dulces, comida y regalos. Otro clic hizo que se activara mi curiosidad por ésta fecha que todos celebran a su manera: “¿Qué celebramos?, ¿A quién celebramos?.

Llegar a la respuesta real no fue tan difícil, no es cosa de tanto misterio. En navidad celebramos el nacimiento de Jesús, Dios hecho hombre y manifestado de una manera milagrosa, vivió en integridad para así cumplir con todo lo que estaba escrito sobre Él. Sencillo como eso.

Con el paso del tiempo vino a mi mente una última pregunta que hasta hoy no he podido encontrar una respuesta clara y lógica: ¿Por qué olvidamos de quién es el cumpleaños? – los regalos, los ofertas, los premios, las compras, la comida, los petardos, fuegos artificales y los personajes de fantasía han reemplazado al cumpleañero. ¿Tan fácil olvidamos el verdadero sentido de la navidad? – aún trato de comprender.

Voy a celebrar la navidad, voy a celebrar el nacimiento de Jesús y voy dar regalos para recordar que Él mismo se regaló por nosotros. Deberían intentarlo… no sé… quizá, a lo mejor pasas una “mejor” felíz navidad.