En #Bolivia la política tiene un precio, el estar sentando en un lugar donde se puede sacar provecho económico tiene un alto precio. No estoy seguro si en otros lugares se dará esta clase de situación; pero aquí en mi país es una realidad, una triste realidad.

Hace mucho que no escribo sobre esto; pero la oportunidad hace que pensemo un poco sobre todo lo que pasa en Bolivia.

elecciones-bolivia

Desde hace un par de meses atrás hemos visto las diferentes campañas por parte de los candidatos a la presidencia, idas y venidas de acusaciones, pleitos, mentiras y palabras de desafío hacia los demás candidatos. Muy poco escuchamos de reales propuestas para un futuro por el que valga la pena trabajar. Bolivia necesita futuro; pero muy poco se ha hecho al respecto.

He visto cómo muchos se han quedado en el camino. Muchos que dijeron y afirmaron su posición respecto a lo que creían; pero ahora han cambiado de forma de pensar. Los empresarios en Santa Cruz tenían su posición y su visión bien estable (o por lo menos eso creimos) pero no había sido más que el cuidar sus propios intereses lucrativos. ¿Santa Cruz ha cambiado su forma de pensar o simplemente lo ha vendido?

Pensé, en su momento, que los principios y valores de cada persona eran con los que uno decidía vivir y hasta llegar a morir. Decir: “yo creo esto y en base a esto hago, trabajo y construyo mi futuro” era -en mi forma de pensar- lo más grande para cada ser humano.

Lo admito, soy ingenuo al pensar que puedan existir tales personas.

Este año he visto gente caer de su credibilidad por traicionar lo que creáin (o lo que nos hacían creer que ellos creían) de todas maneras, no veo que la palabra tenga valor alguno, no veo que los valores y las creencias tengan peso en los labios de nuestros políticos y todo esto nos lleva a pensar en lo que cada uno de nosotros deberíamos hacer.

Ante todo esto, ¿qué nos queda?:

Un país tiene los gobernantes que merece…
“En política siempre hay que elegir entre dos males. – Christopher Morley.
La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir. – Jacques Benigne Bossuet.
He dicho muchas veces que la política es la segunda profesión más baja y me he dado cuenta de que guarda una estrecha similitud con la primera. – Ronald Reagan
Si un gobernante atiende la palabra mentirosa, Todos sus servidores serán impíos. – Proverbios 29:12

Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias a Dios por toda la humanidad. Se debe orar por los que gobiernan y por todas las autoridades, para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica. – 2 Timoteo 2:1-2.

Como antes publiqué, en verdad espero exagerar en mis temores con lo que puede venir más adelante…