La Política En Bolivia Enseña Mucho

En este corto tiempo de campañas, en el tiempo que se ve a candidatos ofrecerce como los mejores, en este lapso de días donde las banderas, carteles y banner gigantes son los que abundan… he podido ver y aprender lo siguiente (con pena lo digo):

– Si quiero ser más popular debo hablar mal del otro candidato. Muy pocos candidatos se  concentran en hablar más de lo que pueden hacer, de las virtudes que pueden ayudar a hacer mejor su gestión, casi siempre la idea es dar palo al contrario. Alguien me preguntó una vez, ¿por qué Coca Cola es la marca más conocida? – si te das cuenta no se ve una sola publicidad de ellos dando palo a sus competidores, todo se concentra en decir que son los mejores.

– Cualquiera puede ser candidato. Definitivamente es así. Si sé gritar, si puedo ver los errores de otros y exaltarlos, si sé decir algunas cuantas palabrotas de vez en cuando, si me aprendo algún cliché que llame la atención, si aprendo a mentir sin que me afecte la conciencia, si puedo sonreir mientras saludo a los vecinos mientras pido los votos, si tengo platita para hacer poleras… entre otras cosas, entonces estoy listo para ser candidato.

– Puedo cambiar de bando en cualquier momento. Mejor si es el partido que esta en el poder en ese momento, no importa las convicciones que haya tenido antes todo eso se puede adornar con la frase: “no se trata de dinero, es por el bien del pueblo” – si se puede decir esa frase sin pestañear entonces ando por buen camino para ser un candidato más.

Política, del griego politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad». Es la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad.

← Anterior

Siguiente →

1 Comentario

  1. Estoy muy de acuerdo con lo que afirmas,pero está en nosotros que la verdadera reforma de las políticas se manifieste en las esferas gubernamentales, uno si es que siente que debe gobernar, debe hacerlo pensando beneficiar a otros; pero en cambio prencenciamos un egoísmon fatal, sea indígina o de élite tienen el mismo pensamiento, emtonces debemos de pensar, también, en cambiar la mentalidad y la moral del boliviano.
    Bolivia somos todos nos guste o no; pero nosotros con un cambio de actitud, pesamiento y valores, creo yo, puede hacerse un pais relativamante competitivo, sin entrar a planos utópicos. Nos falta conocimiento, capacidad y mucha sabiduria…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comparte:

Gracias por compartirlo en tus redes sociales.