Una de las cajas antiguas en Camiri, encargadas de proteger los medidores de luz para las casas.