Debo confesar, no estaba con tantas ganas de ver el partido, tanto que comencé a verlo luego del segundo gol del partido, justo cuanto empataba Argentina. Hacia el final del primer tiempo aún tenía miedo de que los argentinos vengan con ganas de empatar las cosas; pero como conocemos ya el final, hubo mucho de lo menos esperado, aún los mismos argentinos quedaron sorprendidos.

[audio:http://contenidos2.clarin.com/2009/04/01/diegodeclaracionesl.mp3]

Listo, ahora ¿qué hacer?, ¿quedarnos en la victoria del pasado? – luego veremos las reacciones.