Marcelo Martins Moreno

Todo el mundo saca sus conclusiones. 11 minutos del segundo tiempo, en fecha 11 del mes 11 del año 2011, a los 11 minutos antes del final surge el empate… los 11 argentinos quedaron renegando a más no dar.

El gesto de Martins en su festejo lo dice todo, no hay mucho para remarcar, el grito nos hizo notar que él estaba buscando ese gol, el mismo que hizo callar a los que lo criticaban, aquellos que decían que debía irse… todos ellos hoy gritaron ese gol, un golazo en una jugada bien peleada.

No estoy de acuerdo:
Fermin Zabala demuestra la mediorcidad de sus pensamientos al decir estas palabras (más o menos): “Celebramos este empate, disfrutemos este momento, lo que venga en el futuro ya lo veremos…” – increible, si así comenzamos a pensar todos, no vamos a llegar tan lejos. Y fue por pura casualidad que lo escuché, estaba en una farmacia en ese momento.

El empate es un paso más, no es lo que buscamos, no es el resultado final, es un empujón para que todos sigamos apoyando a la selección, demostrando que se puede llegar más allá, sin escuchar a deportivos que se conforman con tan poco.