De seguro escucharon o leyeron la frase: “busca algo que te apasione hacer y no volverás a trabajar nunca más en la vida” – por alguna razón la palabra “trabajo” implica desde ya rechazo, cansancio y muchos otras cosas que impiden que podamos vivir tranquilamente.

El trabajo fue creado por Dios mismo; pero no implicaba el hecho de tener que sufrir por ello; sino que fue pensado como parte de la vida misma. Las cosas negativas de una semana llena de trabajo duro son consecuencias de algo que todos llevamos por naturaleza, el pecado.

Con todo, considero que, aunque existan “cosas negativas” por el trabajo; también esta el hecho de encontrar la manera de disfrutarlo, de motivarse y anhelar hacer el trabajo que nos toca. ¿Cómo? – amando lo que hacemos. Se y estoy seguro que eso lleva a muchos hasta más allá de lo que ellos mismos soñaron, porque aman, se apasionan por lo que hacen.

Encontrar lo que me apasiona. Ahí esta la clave de todo.