Acepto el beso,
con el riesgo de morir en el intento.
Acepto el regalo,
Justo después de un suspiro en tus ojos.
Acepto el beso,
Pensando en volverme adicto de por vida;
Acepto el beso,
Acaso el destino planeó esta pausa.
Acepto el regalo,
No veo nada más allá de tu mirada.
Acepto el abrazo,
El que se mide por cada latido y los nervios.
Acepto tu sonrisa,
Cuando se terminen los guiños.
Acepto el regalo,
Envuelto en nuestros sueños.