2006 + 1

2006. Ya se fué, es parte de la historia; todo lo que hicimos en todo ese tiempo ha quedado como recuerdos donde, seguramente, nos sacarán algunas sonrisas o penas, quizá una mezcla de emociones, sin embargo ya está en la historia. Es agradable ver que podemos mirar para atrás y encontrarnos con historias que nos ayudan a crecer en este nuevo libro llamado 2007; sencillamente le damos una gran bienvenida a este nuevo año.

Muchas gracias a todos por ser parte de este pequeño camino en mi blog, vamos a seguir creciendo y compartiendo esta historia; para este nuevo año tengo muchos planes y deseos que solo con la ayuda de Dios se van a hacer reales; tenemos que seguir hacia adelante, no hay otro lugar donde podamos ir, para adelante indica el camino y hacer nuevos senderos.

Quiero dejar con ustedes algunos pensamientos, espero que les ayude:

1- Nunca tuve materias favoritas. “Materia favorita” me suena a “remedio favorito”. Sé que no suena inteligente, pero es la pura verdad. Para mí las materias eran un escalón hacia la meta, nunca me enamore de un escalón. -Dante Gebel
2- El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca desanimarse.
3- Cuando Dios mide a un hombre, pone la cinta de medir alrededor del corazón y no de la cabeza.
4- El que está esperando que algo vaya hacia arriba, pudiera comenzar con las mangas de su propia camisa.
5- Mejor es quedarse callado y que piensen que uno es tonto, que hablar y despejar toda duda.
6- La cura del crimen no esta en la silla eléctrica; sino en la silla alta (silla para bebés).
7- Es bueno recordar a la tetera. Aunque con el fuego y el agua por el cuello, no deja de cantar.
8- Éxito en el matrimonio es más que hallar a la persona adecuada, es llegar a ser la persona adecuada.

Un carpintero, cansado porque muchas veces le faltaba el dinero, renegando y sin poder soportar más enfrenta a Dios y le dice:
– “Si tuviera 1 millón de dólares sería completamente feliz”, Dios le reponde:
– “Te puedo dar 10 veces más; pero a cambio de tus piernas”. El hombre piensa por un momento y responde:
– “No voy a poder moverme por mí mismo, voy a depender de otros, no me conviene eso”.
Dios, entonces, le habla nuevamente:
– “Te doy 5 millones; pero a cambio de tus brazos”.
– “No podré abrazar a mi familia, a mi amigos, no podré comer por mí mismo, Dios no quiero eso”.
– “Te doy el doble de lo que pides, a cambio tu me das tus ojos”.
– “Sin ver nada, sin ver lo que tengo a mi alrededor, Dios no quiero nada de eso”.
Finalmente Dios le responde:
– “Eres tan rico, tan millonario y no te das cuenta de eso”.

← Anterior

Siguiente →

1 Comentario

  1. Mi hermano mil felicidades, que Dios te bendiga.
    Y seguimos en la lucha

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comparte:

Gracias por compartirlo en tus redes sociales.