Hace un par de días atrás se efectuó un ataque a Google y todo esto sucedió desde China, según indican las noticias, la clase de ataque que se efectuó suele distribuirse con documentos PDF de Adobe enviados por correo electrónico, depositan inadvertidamente un archivo de software en el disco duro del usuario, permitiendo el acceso remoto a su ordenador. Por lo general se ataca a personal de alto nivel con acceso a información importante.

Como cada organización se ve atacada por un programa diferente, las empresas no pueden analizar muestras que circulen por todo el mundo, como harían con virus normales, y protegerse del ‘malware’ o software malicioso. Google ya habría lanzado la idea de suspender sus actividades en China desde este próximo martes.

Lo interesante de todo esto es que “el gigante informático estadounidense Microsoft afirmó que un fallo en su navegador Internet Explorer fue utilizado por los ciberatacantes“. Los ataques fueron limitados y se concentraron en Internet Explorer 6, una versión antigua del navegador de Microsof. Hoy en día Microsoft trabaja de cerca con Google para ver soluciones.