Una Visión De Mi Vida

 

Esta semana esta siendo una de las más apretadas que he tenido en todo este año, aunque no creo que sea la última, les puedo decir que estoy disfrutando todo este tiempo en medio de mi trabajo y en medio de un equipo que esta apuntando hacia una gran visión; estoy seguro que más adelante podrán ver los detalles y el producto final de todo este esfuerzo.

Estamos haciendo grabaciones en video a más de 10 oradores en lidereazgo, estrategia empresarial y motivadores, de toda Sud América. Desde ya les comento que estoy siendo uno de los más afortunados de todo esto porque estoy recibiendo un gran manantial de enseñánza y nuevos puntos de vista sobre liderazgo y estrategias empresariales, cosa que me estan ayudando para los proyectos venideros en el próximo año.

Quiero dejarles con una historia que me encantó muchísimo y que fue contada por Carlos Pardo, uno de los expositores:

Un orador comienza su presentación con una pregunta bien enérgica:
– Señores, ¿qué se puede esperar de un borracho y de una prostituta?. Todo el auditorio completamente en silencio sigue escuchando a este señor que vuelve a hacer la misma pregunta, como desafiando a que alguien conteste.

EL hijo de un hombre borracho y de una mujer que vendía su cuerpo, simplemente usaba sus manos para robar, para quitarle a la gente lo que a ellos les costaba ganar. Cierta vez que este muchacho estaba en sus robos, recibe una noticia y le dicen que se vaya pronto a su casa, que su madre estaba muy enferma y quería hablar con él.

Al llegar a la cama donde estaba su madre, ella solo agarraba sus manos, las acariciaba y las besaba. Por fin su madre puede hablar, casi entre lágrimas:
– Hijo, quiero que me prometas algo, quiero que me jures, que nunca más usarás estas manos para robar.
– Mamá… yo te prometo lo que quieras; pero no te mueras por favor; yo te prometo que nunca más volveré a robar…
Ella en medio de una leve sonrisa llevó las manos de su hijo hacia sus propias mejillas y se quedó dormida; pero no volvió a despertar.

Casi nadie le daba trabajo, no era tan fácil confiar en él; pero pudo conseguir un pequeño trabajo, lavando autos en un parqueadero. Cierta ocación lavando un auto, se detiene a mirar su imagen en el reflejo que daba el auto bien lavado y se vio flaco y deprimido. En ese momento llega un auto bien hermoso y de lujo, se baja un señor hablando por el celular y le hace señas para que lavara su auto, el comienza inmediatamente.

Mientras hacía su trabajo el señor que estaba con el celular, hablando de negocios, le hace señas para que le busque unos papeles en la guantera del auto, él comienza a buscar; pero encuentra un fajo de billetes, no se dará cuenta que le falta uno -pensó- pero al instante viene a su mente la figura de madre y de la promesa que le hizo, asi que rápidamente deja eso ahí y le hace señas al señor diciendo que no habían papeles ahí; pero este le insiste que busque debajo de los asientos; casi medio molesto comienza a buscar nuevamente hasta encontrarlos; pero al momento de salir pone sus manos en el volante del auto y siente una gran sensación… de tener uno de esos autos en el futuro. En ese momento se da cuenta que el señor lo estaba mirando desde adelante y le estaba señalando con su dedo índice, él rápidamente sale del auto diciendo:

– Señor, le prometo que yo no le robé nada… no tomé nada de su auto.
– No te estoy diciendo eso (le dice este señor), solo te estoy diciendo que tu puedes cambiar tu destino… cambia tu destino.

– – –

¿Cuál es la visión de tu vida?, ¿Dónde es el lugar que hemos visto estar?.
El muchacho de la historia, es hoy uno de los 10 hombres más ricos de México.

← Anterior

Siguiente →

2 Comentarios

  1. ¿Mi visión de la vida?
    Ser yo mismo al natural, esencialmente vivir, es disfrutar de las pequeñas cosas que nos da la vida, es acrecentar mi fe en Dios, es agradecer por haber conocido a Cristo después a Ninoska y a Sophie por ese orden y después a todos los amigos y familiares que acompañan mi camino en la vida y viceversa.
    La mayoría cree que tener éxito es igual a ganar mucho dinero y no es así.
    El lado feo de la fama es vivir de apariencias siendo pobre.
    Lo que enriquece al hombre y a la mujer y los hacen mejores personas con valores, no es el dinero.
    Es la certeza de nuestras debilidades y la lucha diaria por reforzarlas, es el uso de nuestras fortalezas para hacer el bien a los demás.
    Esto no significa que no debemos luchar por mantener una familia o por intentar vivir de una manera digna.
    para mi es un error soñar ser millonario, es simplemente un deseo de conseguir poder para estar por encima de todos y no lo niego el dinero lo consigue. Pero los grandes hombres de la historia fueron personas que estaban por encima de otros, por sus ideales y sus valores y simplemente con esto arrastraron gente a cambiar el mundo pero cuando les entró la codicia dejaron de ser personas y se convirtieron en Dictadores.
    La décima Plaga es un ejemplo perfecto de este aspecto de la vida. Cuando perdemos lo que más queremos en la vida o lo que tiene mas valor, es entonces cuando lo demás deja de tener sentido…sino que se lo pregunten a Ramsés II, mucho poder y gloria en un imperio poderoso y rico, aguantó 9 plagas por su terquedad y dureza de corazón para aparentar poderío frente a la historia, pero cuando le quitaron a su hijo…….Jaque Mate, sin mover ni un soldado, sin ningún carro de combate, de qué le sirvió el oro y las riquezas??, la fama y el poder??. Pufff…todo eso es humo.

    “Parusía”….

  2. es dificil saber definir q es lo que uno va a ser en la vida es dificil… definir algo a lo que nos vamos a enfrentar despues, que quiero para mi vida? quiero estar con la ñiña que me va a entregar el Señor mi familia, buena posicion economica, muy excelente con el Señor…. asi es como me veo… oh y con familia….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comparte:

Gracias por compartirlo en tus redes sociales.