Yo creo que va a costar mucho que el hombre confíe en un simple software para hacer sus cosas o para decidir en su lugar. Un programa informático que ayuda a los jueces a dictar sus sentencias, y que ya se ha utilizado en más de 1.500 casos, ha sembrado la polémica en la provincia oriental de Shandong.

El ‘software’, desarrollado por dos compañías locales, consiste en una base de datos sobre leyes, precedentes de sentencias e interpretaciones judiciales basada en más de 7.000 casos juzgados entre 2001 y 2005. Cuando un juez quiere utilizarlo, no tiene más que teclear los detalles del caso que tiene entre manos y, en un minuto, el ordenador le hará una sugerencia sobre la sentencia.

El sistema, cuya utilización no ha sido todavía recurrida por ningún abogado, tiene defensores y detractores a partes iguales. “Cada sentencia tiene sus peculiaridades y requiere del juicio humano. Si se usan sistemas informáticos para aprobar sentencias, los jueces se podrían convertir en meros artesanos que se limitan a utilizar herramientas”, apuntó Wei Zhengshen, abogado de la firma pequinesa Zhongtong. Los usuarios del programa, sin embargo, lo consideran de gran ayuda y subrayan que sólo lo utilizan como referencia.

Fuente: ElMundo.es