Pero si comenzamos la semana con una fiesta Autonómica, ¿no se supone que sería una semana genial?. Hoy hubiera sido un día excelente todos comentando sobre los goles que se mandaron Moreno y Campos; pero por las cosas del futbol, hasta aquí no más fué el viajesito. Todaía falta algo, falta un poquito más; pero con todo sigue siendo la selección de todos y creo que sí hay un gran futuro, eso es seguro.

Dejando de lado el futbol; nuestros gobernantes aún no entienden el concepto real de las palabras democracia y diálogo, por lo visto. Aún no se genera un espacio de diálogo, un espacio de charla e intercambio de ideas para dar al paí­s un nuevo futuro. Por lo visto cuesta mucho dejar de lado los propios intereses y despojarse del orgullo, haber hasta donde nos lleva todo esto, por un lado el tiempo de ampliación para la Asamblea Constituyente, el tema eterno de las Autonomías Departamentales y, claro, Bolivia queda fuera de la Copa América.

Bueno, estamos a media semana y así estamos, siempre queda la chance de frustrarse y quedarse quieto o, lo mejor, apretar los talones y agarrarse del caballo para darle duro al galope; sigamos adelante… así indican las instrucciones para el triunfo.