No me imagino cuánto pagarían los candidatos de anteriores tiempos por vivir, o participar, en las elecciones en esta época donde internet hace que sea mucho más facil llegar a la gente y hace más sencilla la tarea de hacer llegar las propuestas y poder tener, de alguna manera, contacto con sus posibles votantes. Es el avance de la tecnología en comunicaciones.

¿Cuántos de nosotros no hemos recibido invitación a formar parte de un grupo o página en Facebook que pertenece a algún candidato?, ¿han visitado (aunque sea por curiosidad) sus páginas?. Debemos considerar que las redes sociales estan disponibles para aprovecharlas a nuestro favor y los candidatos que hayan entendido esa idea, puede que hayan conseguido ventaja sobre los demás.

En Estados Unidos se ha comprobado que Facebook es la red que más ayuda en la política. Analizando los cuatro principales sitios utilizados en Estados Unidos (Facebook, MySpace, Twitter, LinkedIn), concluye que Facebook “es a menudo cooperativo con las demandas urgentes”. En cambio, los investigadores interesados en las informaciones de Twitter se topan con varios obstáculos: el sitio no abastece los números de teléfono de sus usuarios, “no preservará datos sin procedimiento jurídico”, y tiene “como política explícita comunicar datos sólo en respuesta a un procedimiento jurídico”.

Quienes esten con lo más reciente con la tecnología en comunicaciones podrá llegar a más lugares y personas en menos tiempo y con menos recursos, en eso no cabe duda.