Justo ahora estamos disfrutando los #NBAPlayoffs 2014 y tengo la gran oportunidad de poder ver la mayoría de los partidos. Les aseguro que voy a recordar dos partidos de un gran equipo, los Miami Heat y a un jugador en particular, Ray Allen (34) y su gran habilidad para anotar de 3 puntos, mi lanzamiento favorito.

La noche del miércoles 14 pude ver unos de los mejores juegos de esta temporada. Los Miami Heat lideraban la serie por 3 – 1 contra los Nets y jugaban en casa, la victoria significaba ir a la final de su conferencia. Todo el partido fue liderado por los Nets y en ningún momento dejaron que los de Miami llevaran la delantera.

Debo hacer notar que Allen sólo anotó 1 triple en todo el juego, a pesar de todos sus intentos. Pero, se jugaban los últimos 5 minutos del partido y de la nada todo el equipo de Miami Heat comenzaron a anotar y romper la defensa de sus contrarios. Era ganar y avanzar para la final de su conferencia o ir a un sexto partido.

Dos puntos abajo y casi 1 minuto de juego, Allen lanza su especialidad, un triple desde un costado de la cancha y como siempre toda su confianza y su destreza se deja ver, lo que no estaba haciendo hasta ese momento, anota el punto que pone a su equipo adelante. El gran Allen.

Ray-Allen-34-01

Para los memoriosos, una jugada similar dio a los Miami el campeonato el año pasado, contra los Spurs. Allen estuvo en el momento correcto haciendo lo que sabe sin importar que en todo el partido no había podido encestar.

El basketball nos enseña mucho sobre nuestra actitud en la vida. No importa que no anotemos un triple por un buen tiempo, lo que importa es anotar en el momento apropiado, necesitamos ser Allen en todo momento de nuestras vidas. Admiro a este jugador porque no importaba si no anotaba en sus primeros lanzamientos, él sabe quien es y lo que hace mejor.