No temas a las presiones;
Recuerda que la presión convierte un pedazo de carbón
En un valioso diamante.