Un espectáculo único se vivió a finales del 2013 en el cielo de Camiri. Todo el cielo se cubría de este estilo de nubes y la forma que tomaban nos hacían pensar en el algodón. Hasta la fecha solamente se repitió una vez.