El agua puede golpearte y puede doler, es cierto;
Pero podrás lavar tu heridas.

El agua podrá impedir que tengas los ojos abiertos;
Pero igual puedes soñar.

El agua puede ser interminable;
Pero al final verás tu arcoiris.