Recuerdo bien la escena de Guerra Mundial Z, donde el protagonista principal trata de convencer a sus cuidantes, por ese momento, de que deben moverse de donde estan. Había la barrera idiomática; pero de alguna manera se hace entender, dice la frase que me lleva a escribir ahora: “El movimiento es vida…“.

Me he dado cuenta que mientras más nos movemos, mejor nos sentimos y mejor vivimos. Debe ser por eso que los doctores tanto nos aconsejan que hagamos ejercicios; pero cómo nos cuesta darnos cuenta de esos detalles importantes de la vida.

Con todo. Una de las cosas en las que he decido hacer es, no mantenerme quieto. Creo que hay momentos en la que estamos muy activos; pero suele pasar que dejamos entrar la quietud a nuestra vida, y en altas dosis eso puede resultar muy contraproducente para nosotros. Tanto en lo mental, lo físico y lo espiritual; debemos mantenernos en movimiento. El movimiento es vida.