Todo el mundo espera a ver cuál de las tantas películas vistas en este último año será la mejor. Hablo de la noche de los premios Oscar. Hay moda, mucha elegancia y muchas estrellas de cine. Podemos resumirla como una noche única y espectacular.

Lo interesante es que una noche antes de Los Oscar hay otro evento donde se “reconoce” a “lo peor” del cine. Me sorprendí al enterarme que este año se celebra la versión 34 de esta entrega.

Lo que me en verdad me llama la atención es que, mirando los nominados a estos premios, hay nombres de estrellas renombradas y muy famosas por su trabajo en el cine; pero de igual manera estan en la lista para ser nombrados como lo peor del cine en este año pasado.

Me pregunto. ¿Afecatará de alguna manera la integridad profesional el simple hecho de ser nominados a estos premios? ¿Tomarán esto muy en serio o lo tomarán a modo de broma?

Estoy seguro que conocen el dicho popular: “Maldición de sucha no mata a caballo” – a esto quería llegar, porque considerando, por ejemplo, a Johnny Depp que esta nominado a estos premios; la verdad es que dudo mucho que en el futuro le afecte, sigue siendo un gran actor, hace geniales películas y sólo su nombre es garantía de un gran trabajo.

Termino con esta pregunta y dejo la duda en el aire, ¿nos afectan las maldiciones de suchas?