Lamento Boliviano… El Mismo De Siempre

No ví­ el partido, no estaba con tantas ganas de hacerlo. Llámenme anti-patriótico o lo que quieran; pero sospechaba algo de esto y de todo corazón esperaba que una victoria Boliviana me deje el “ojo morao” y que me lamente en lo más profundo no haber querido ver el partido de la selección nacional, con todo creo que por ahora puedo estar tranquilo porque conservo intacto el hí­gado, a diferencia de los que “renegaron al vivo”.

Un amigo me decí­a: “deberíamos hacerle huelga a la selección, ni mirar los partidos que juega”, bueno… él fué uno de los primeros en estar sentado frente a una telesanga, ahora se anda cuidando de no tocar el tema por temor a una posible embolia que lo deje sin un futuro para ver otro partido: Bolivia Vs “El Siguiente Que Gane”.

Medio mundo debe andar buscando culpables, nooooo… pa eso somos buenos los bolivianos; pero ahora no le quiero entrar a eso; pero que quede claro que ganas no me faltan de dedicarle unas cuentas cositas que pienso.

Con todo y en estos casos siempre se dice esta frase: “la esperanza es lo último que se pierde…”; pero no abusen cheeeee… que desde hace rato que la venimos postergando esto… ya estamos en lo último ahora.

Para terminar me permito copiar de una publicación, lo siguiente:

Humor verde
Adolfo Mier Rivas / Humorista
La gente de EL DEBER, como generosa y eventualmente lo hace, me pidió estar presente en esta edición con una columna de humor. La verdad es que me siento como un ‘cuentachistes’ en velorio. Con pena, con bronca y con la chispa apagada.
Hay varios géneros dentro del humor. Cuando nos reímos en presencia de los muertos o de la muerte en sí, estamos haciendo humor negro. Cuando tenemos que dirigirnos a la selección, es humor verde. Verde porque enciende una esperanza al empezar cada partido. Luego, en los 90 minutos nos da tres minutos de felicidad y, sobre la marcha, se roba la alegría de nuestros corazones, porque las piernas ya no dan. Verde por inmaduros, verde porque aún son hojas que no han dado frutos, a no ser cálculos biliares a nueve millones de habitantes.
Por ahí Evo y Chávez, que no saben un corcho de fútbol, ‘arreglaban’ un empate para que su colega de la plaza Murillo le siga rindiendo pleitesía, pero apareció el espíritu del rey de España y le dijo a nuestro arquero “Por qué no te lesionas” y así nos quedamos mudos, mordiendo otra derrota que fue lo que más me dolió, aparte de una muela que me sacaron sin anestesia. Es grave para el corazón y para el hígado, gritar el primer gol, amargarse con el empate, volver a soñar con el segundo gol y quedar fleco con el segundo empate y llegar a la gloria, salir al jardín a gritar el tercer gol, volver a sentarnos y ver que nos cocinaron, ¡con tres balazos más! Cuando soñábamos, primero, con los primeros tres puntos, luego con un puntito y quedarnos hecho bolsa con cinco goles.
Pero eso es lo que casi siempre pasa. Lo que viene a continuación es echar la culpa a alguien, porque de alguna nariz tiene que salir sangre. Empezar por los jugadores, identificar a uno, a otro, a todos, luego al entrenador y finalmente a los dirigentes. Yo a esta lista, sumaría a la prensa deportiva, con excepciones, porque en líneas generales no hemos creado una opinión pública con criterio futbolístico, porque hablamos de lo que no sabemos, ni jugar, ni planificar, ni comentar, mientras hay mentes doctas en países vecinos que mediante el cable nos dan cátedras que en nuestra TV nunca escuchamos. Por todo ello, para mí el único culpable es ITS porque no instaló sus servicios a los chicos de la selección, y si no tienes ITS, estás eliminado.

← Anterior

Siguiente →

4 Comentarios

  1. yo fuí el que dijo que no habría que ver a la selección

  2. Byron ahora puedes morir en paz…:D (Humor negro?)

  3. Jejejej no se amarguen, además todavía quedan como 100 años mas de fútbol malo en Bolivia. Yo sigo insistiendo deberíamos dedicarnos al hockey sobre hielo.

    Un abrazo

  4. Ho convirtamos el Tinku en deporte olímpico…tenemos de esos deportistas a montones y mas encima apoyados por el gobierno.
    Qué suerte tienen…

    Ojalá el Chorro, morro, pico y palo, fuera un deporte…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comparte:

Gracias por compartirlo en tus redes sociales.