No importa si decidimos irnos a otro lado, no importa qué tan lejos tratamos de huir, no importa si solo un grupo de personas se refugian en lugar solitarios para escapar del mal que invade a este mundo; siempre el mal llegará a nosotros, porque nosotros llevamos el mal en nosotros mismos.

Si han visto la película entonces saben de lo que hablo. La Aldea, es una producción que muestra de manera simple y única sobre el gran legado que tenemos todos los seres humanos: el mal.

Siempre que veo las noticias o que me entero de desafortunados eventos de violencia, viene a mi mente esta película. Dar solución a este tipo de problemas es tratar de hacer un trabajo casi imposible y que no se hará en poco tiempo.

Sea cual sea la razón, siempre tendremos un detonador que se active en nosotros y hará estallar todo el mal (pecado) que llevamos dentro. El ignorarlo no hace que este más lejos de nosotros.