Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado. – Albert Einstein.