Escribo para darle sentido a un beso, escribo porque así cambio lágrimas por letras, estrofas, párrafos y puntuciones, escribo para darle corlor a la distancia que ahora existe entre nosotros.

Escribo para bajar la presión en mi alma; porque la soledad, a veces, se mete en un rincón y desde ahí trata de llamar mi atención; mis alegrías no se cansan de pedirme cariño. Escribo para darle razón, para darle identidad a los sentimientos que no tienen sentido en mi cabeza.

Escribo para darle latidos a mi pasión, escribo para darle oxígeno a mis abrazos, escribo sin pausas, sin temores y sin gritos.

Escribo para no perderme en la locura, escribo para evitar que el otro Willy salga a la luz, no quiero darle chance a la esquizofrenia, de lejos me mira lamiendo sus labios, cree que soy su nueva víctima. El otro va a hacer mucho daño, yo prefiero escribir.

Escribo para congelar este momento, escribo para marcar la historia, escribo para tatuar tu corazón, escribo para generar bits en internet, escribo para pausar esa sonrisa, escribo y vuelvo a hacerlo porque esto me libera y escribo porque así dejo de temblar cuando respiro profundo.

Escribo para ti, escribo para mí, escribo porque esta es la mejor manera de besarte, escribo porque así brillan tus emociones y, aunque me las ocultes y estan escazas, ya estuvieron ahí birllando por última vez.

Escribo y no dejaré que las letras escapen hacia otro poeta.