Creo que fuí lo bastante insconciente para iniciar un proyecto de esta manera. Ahora ya estoy a 10 años de haberme animado a hacer un simple contacto y comenzar con una empresa que brinda hospedaje y tecnología web.

Recuerdo muy bien los inicios. Trabajaba para un empresario en Equipetrol – “¿no pensaste en poner tu propio servicio de hospedaje y diseño?” – fue la pregunta que me animó a buscar a mi primer proveedor. “Yo voy a ser tu primer cliente…” – añadió a modo de ánimo.

Don Oscar, así lo llamaba con mucho cariño y admiración. Recuerdo haber hecho varios sitios con él y fué mi primer cliente, me hizo los primeros contactos y me animó a buscar más y crecer.

Mi primer proveedor fue de Venezuela, a los pocos meses tuve que migrar al que ahora tengo, un gran proveedor con grandes opciones en hospedaje web y un buen servicio de atención al cliente.

No me cabe ninguna duda que esta empresa abrió muchas oportunidades en el camino, no imagino las que me esperan en el futuro.